Federación de Asociaciones de Familiares y Personas con Enfermedad Mental de Castilla y León
actualidad
recursos
enlaces
contacta
 
Mentalízate
« antiguos   separadorvertical
Adolescentes enganchados al cannabis
Lunes, 2 de Mayo de 2016
España se sitúa entre los países con mayor tasa de consumidores jóvenes. Los expertos alertan del riesgo de desarrollar trastornos mentales

Todo empieza con un porro en el patio del instituto o parque que circula de mano en mano entre toses y risas. 'Es mucho peor el tabaco por todo lo que le echan. La maría sale directamente de la planta y es más natural', señala la mayoría de los adolescentes que alguna vez lo ha probado. Natural es. Inocua ya no tanto. Los científicos del National Institute on Drug Abuse (NIDA) de Estados Unidos acaban de lanzar una alerta sobre los riesgos que el cannabis provoca en la salud mental y capacidades cognitivas de los adolescentes. La investigación 'Effects of Cannabis Use on Human Behavior', publicada en la revista médica JAMA Psychiatry, señala una disminución neuropsicológica que se agrava cuanto más temprana es la edad a la que se inicia el consumo.

¿Qué implica esto?

Según los expertos, el sistema nervioso central en los adolescentes es más vulnerable a sufrir alteraciones en su estructura y conexiones neuronales por la introducción de sustancias exógenas como el cannabis. No se trata solo de pérdidas de concentración y de memoria que afectan al aprendizaje, deterioro cognitivo asociado al fracaso escolar, falta de reflejos y alteración de la capacidad motora o el 'síndrome amotivacional' que implica apatía y desinterés por los estudios y el entorno. La alta concentración de tetrahidrocannabinol (THC) presente en la marihuana aumenta el riesgo de sufrir en un futuro brotes psicóticos y -en casos de predisposición genética- esquizofrenia. La comunidad científica todavía no conoce exactamente el mecanismo de la asociación entre cannabis y trastornos mentales , pero advierte que el riesgo está ahí. Ante un consumo abusivo pueden presentarse síntomas como despersonalización, ansiedad, trastornos de identidad e ideas paranoides.

'La posibilidad de desarrollar psicosis funcional y esquizofrenia es más alta en aquellos que tienen una vulnerabilidad previa. Y aquí enfrentamos los estigmas: las enfermedades mentales no se cuentan, no se habla de los antecedentes psiquiátricos de una familia. También es verdad que todavía no tenemos análisis sobre quién puede tener más riesgo. Estas personas, sin tomar cannabis, puede que no hubieran desarrollado la enfermedad psiquiátrica, pero el cannabis es un disparador. Además, no es lo mismo que la enfermedad mental se manifieste en la edad adulta a que suceda en la adolescencia, porque afectará no solo a sus estudios , sino también a su evolución personal', señala Marta Torrens, profesora del Departamento de Psiquiatría de la Universidad Autónoma de Barcelona y directora del Programa de Adicciones del Hospital del Mar.

Entre sus conclusiones señala que la eliminación del cannabis entre los jóvenes podría conllevar una reducción del 8% de la incidencia de la esquizofrenia en la población. Y que si un adolescente empieza a fumar de forma habitual antes de los 15 años tiene cuatro veces más posibilidades de desarrollar una enfermedad mental antes de los 26 años. 'El mensaje que deberíamos transmitir a la población joven es que si van a consumir cannabis lo hagan lo más tarde posible, cuando su cerebro ya esté desarrollado para evitar males mayores'.

Auge del cannabis entre jóvenes españoles

Lo inquietante es que el último estudio de la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre comportamiento adolescente (Health Behaviour in School-aged Children) sitúa a los adolescentes españoles entre los que más consumen cannabis, según los datos de una encuesta realizada en 42 países, la mayoría europeos, entre 2013 y 2014. La tasa nos sitúa por encima de la media internacional (15%), con un 20% de chicos y un 18% de chicas de 15 años que lo han fumado alguna vez. El 9% de las chicas y el 11% de los chicos españoles lo han consumido en los últimos 30 días, clasificación en la que figuran en el noveno puesto. Uno de cada cuatro estudiantes lo ha consumido en el último año. En la población entre 15 y 24 años tenemos un 22% que presenta un consumo problemático que implica habitualidad, adicción y descenso en el rendimiento escolar. Precisamente en este colectivo los investigadores advierten que cada vez consumen más y más pronto. Aunque en el último año en España se iniciaron en el cannabis 146.200 estudiantes de 14 a 18 años y de ellos 53.000 escolares hacen un consumo problemático, la reciente Encuesta Estatal sobre Uso de Drogas en Estudiantes de Enseñanzas Secundarias (ESTUDES) del Plan Nacional Sobre Drogas aporta el único dato positivo: se observa una mínima tendencia descendente desde 2012. Pero los jóvenes siguen percibiendo erróneamente el tabaco como más peligroso que el cannabis.

Y aquí enfrentamos los estigmas: las enfermedades mentales no se cuentan, no se habla de los antecedentes psiquiátricos de una familia.

Leer Noticia completa en El País: http://elpais.com/elpais/2016/04/11/actualidad/1460359386_965704.html?id_externo_rsoc=FB_CC

Imagen de la campaña "Mentalízate"
 
Mentalízate
Enfermedades Mentales
Cómo prevenir
Síntomas
Qué hacer
Tópicos a desterrar
Las más frecuentes
Colaboradores